jueves, agosto 27, 2009

Letter B y un Rover real

Este es un cover de los Beatles hecho por los Muppets, Letter B (por Let it Be).



No fue el único que hicieron, acá hay varios más.

Algunos suenan muy bien, de hecho. ¿Habrá algún disco de los muppets, como había de Alvin y las Ardillas?
________
En BoingBoing me topé con una especie de estación de vigilancia que se parece al Rover de El Prisionero. Como si no hubieran aprendido en Los Simpsons que no es una buena idea.

Igual bacán cuando empiezan a hacerse realidad ciertas cosas de la ciencia ficción, ya sea porque se cumplen o por homenaje.

lunes, agosto 24, 2009

Entre fiestas y películas

La semana pasada fue bastante agitada, por momentos agotadora, sin embargo lo pasé muy bien.
Partió el Lunes cuando fuimos a tomar algo con Pedro, amigo colombiano de Sol que se quedaría luego en mi casa por la semana, quién había venido al SANFIC (razón, por cierto, de la agitada semana). A pesar de ser lunes, que tengo entendido es bastante muerto, encontramos un buen lugar en Lastarrias, el Berri. Luego para la casa, lo que tomó un poco más de tiempo porque “se me ocurrió” recorrer patronato como a la 1 de la mañana…
El martes la cosa pintaba para más largo, porque era la fiesta de inauguración del festival, pero como era martes y llovía profusamente, supusimos que la fiesta iba a estar medio muerta. Nos equivocamos, estaba llena gracias al poder de la barra abierta, e incluso había su dejo a farándula local, así que nos quedamos harto más de lo que creíamos.
Miércoles a ver Navidad (donde había mucha más farándula local, entre actores, directores y cantantes) y luego en vez de fiesta, a comer algo, lo que permitió acostarse más temprano de lo que esperaba, aunque igual un poco más tarde de lo acostumbrado.
Jueves de espectáculos, fui a ver una película documental de Jem Cohen con música en vivo. La música era buena, la película no, y la única razón por la que no me quedé dormido fue por ciertos codazos que me despertaban de vez en cuando… Igual creo haberme perdido un buen tramo entre pestañazo y pestañazo. Luego tocaba fiesta de nuevo, pero fue intercambiada por ir a comer churrasco con los amigos que habían ido a ver la película. Originalmente la idea era comer y fiesta, pero se alargó un poquito más la cosa y la fiesta se hizo cada vez más lejana (además de que había dejado el auto en la casa). Creo que ese día terminó como a las 3…
El viernes saliendo de la pega fui a la cineteca a ver Jay, una película filipina. Buena, pero el sueño me dio una mala pasada y volví a pegarme unos pestañazos al comienzo, así que me debo haber perdido unos 10 minutos, relevantes, así que quiero verla de nuevo. Lamentablemente no logro encontrar subtítulos… Luego algo de descanso en la casa, para ir después al cine San Agustín, compartir con un par de productoras argentinas y ver el final de su documental “Parador Retiro”. A ellas las volvería a ver en las siguientes fiestas. Después de eso tocaba fiesta que se supone estaría buena porque auspiciaba una marca de Whisky, pero en vez de eso surgió un carrete de casa, así que esa sería la primera (y finalmente última) parada. De la casa de Ana y Luis, los mismos con los que habíamos comido churrasco el día anterior, nos fuimos todos al HBH, de donde nos echaron a las 3, para nosotros proseguir a una fuente de soda X que seguía abierta para comer algo. No creo haber llegado a la casa antes de las 4, y dudo haberme dormido antes de las 5. Gran día, y buen cambio para la fiesta.
Sábado, 8 de la mañana y yo levantándome para ir a una actividad de la oficina. No sé si habrá sido el café o qué, pero la verdad es que no sentí mucho sueño. Tuve suerte y salí temprano, y aproveché de dormir un poco también en la tarde, aunque creo que no mucho, porque también lavé ropa y luego fui al cine a ver una película colombiana, Los Viajes del Viento, que Pedro había dicho que “hay que verla”, pero no que era buena. Se la pueden saltar, si no se es colombiano no creo que haya que verla tanto… Me topé nuevamente con Ana y Luis que también fueron a verla, ellos con un interés especial por ser una película colombiana (cosa que ellos también son, por cierto) y comimos mandarinas mientras veíamos la película. Original yo, que cuando fui al supermercado en la mañana compré una enorme malla de mandarinas y no tengo muy claro que hacer con ellas… De ahí para la casa, y luego como a las 12 para el Santería en Bellavista a la fiesta sabatina. Buena la música! Costó irse, pero pensando en el día siguiente nos retiramos a eso de las 3, sin muchas ganas de hacerlo realmente.
Domingo descanso en la mañana, y en la tarde la idea era ir a la nieve porque iban a proyectar cortos allá. Sin embargo la subida era solo hasta las 2, y el tiempo no daba, así que almorzamos tranquilos en la casa unos ricos tallarines con salsa, que no se pegaron a pesar de no ponerle aceite al agua. Después al mall a comprar regalos para Colombia, casa a dejarlos, y de vuelta al cine con la intención de ver Retrato de un Antipoeta, sobre Nicanor Parra. Lamentablemente se habían agotado las entradas (llegamos muy justos), así que entramos con Pedro a ver Perfidia, película dirigida por un Boliviano, protagonizada por un Chileno (Gonzalo Valenzuela) y “hablada” en inglés. Las comillas van porque tiene muy poco diálogo. Hubiese sido un buen corto, pero duraba más de hora y media, lo que la hacía tremendamente cansadora, y muy buen físico tendrá Gonzalo Valenzuela, pero no es un actor limitado. A todo esto, el tipo pasa toda la película en calzoncillos (con DON product placement a una marca australiana), y todo el rato es reminiscencia de Psicópata Americano, por la obsesividad del personaje con su cuerpo y la música.
Terminando la película esperaba volver a la casa, pero terminamos quedándonos un rato en la fiesta del domingo, que era en el mismo cine Hoyts, así que ni nos movimos del escritorio. Igual fuimos decentes y terminamos temprano, como a las 12, y tomamos chocolate caliente auténtico colombiano. A eso de las 3 Pedro tenía que tomar un taxi para el aeropuerto.
Eso sería todo, si no fuese porque hoy es el último día del SANFIC y por lo tanto queda la fiesta de clausura, a la que estoy partiendo en cerca de una hora. Esperemos vuelva a una hora decente… Si no, tengo harto café y una Red Bull esperando para mañana, y el resto de la semana para descansar.
A pesar de no estar acostumbrado a ese ritmo, lo pasé genial la semana pasada, y no se me ocurre una mejor manera de haberla disfrutado. No continuaría esta semana, pero sí lo repetiría más adelante, cuando recobre fuerza y se vayan las ojeras.

Como extra totalmente nada que ver, una foto muy chora de unas nubes tubulares en Australia.

martes, agosto 18, 2009

lunes, agosto 17, 2009

No es David Bowie

Pero lo parece. Es Ricky Gervais! Antes de ser cómico, probó suerte como cantante en un dúo llamado Seona Dancing, que fue popular en Filipinas (es como David Hasselhoff, popular en Alemania).




La otra vez vi una (y probablemente más de una, no es una premisa particularmente original, y no estoy seguro de donde la vi) película en la que la gente se salvaba de la muerte, para luego morir de alguna otra forma, o estar a punto de hacerlo varias veces y luego morir. Básicamente, su muerte ya estaba predestinada y no podían escapar a ella aunque quisieran. Cuando vi el video pensé que, de algún modo, hay gente media predestinada a la fama, en este caso Ricky Gervais, y cuando no le resultó como cantante, ni en la radio, terminó escribiendo series y siendo actor. El universo había determinado que sería famoso, solo que aún no sabía como. Menos mal que fue como actor y comediante, eso sí...

Gracias Emilio por el dato.

domingo, agosto 09, 2009

Una tarde en las carreras

El viernes fuimos a ver la exposición de chocolates en el sernatur. Ninguna gracia, varios puestos con chocolates, ni siquiera muy baratos.
Más tarde me junté con Sol para ir al cumpleaños de Franco, pero como nos juntamos temprano, primero fuimos a comer algo. ¡Terminamos comiendo fondue! Hace mucho que no comía, y estaba rico, ideal para una noche fría y para reponernos a los dos que andábamos con el estómago medio delicado. Después fuimos al cumpleaños de Franco, en un bar raro en el que el dueño no estaba muy contento de que hubiera tanta gente consumiendo, parece que no le agradaba eso de tener un negocio exitoso, así que terminó echándonos temprano.
El sábado no sé que hice en la mañana, parece que me levanté tarde, después terminé de ver Cool Hand Luke (la película donde aparece la frase de la canción Civil War de los Gun's, "What we've got here is failure to comunicate...". Sí, ese tipo de cosas hace que quiera ver una película).
En la tarde me junté con Sol y fuimos al Hipódromo Chile. La idea era ir al Club Hipico, pero allá las carreras son los viernes, y la gracia era ver caballos. Cada uno perdió 2 lucas, pero tuvimos el placer de apostarle a caballos como "Regalo del Sol" y "Gaitero Dancer". Otras opciones a las que no le apostamos pero merecen mención son "Lolo Dinámico", "Kwazulu", "We can win", "No me provoques" y "Voy en camino". Mientras veíamos las carreras se nos acercó un tipo, Vasco, que nos comentó que iba todos los sábados a tomar al hipódromo, y claramente no era el único. Trató de jotear a Sol, pero como resulta que andaba con su novio que conoció en Colombia, por quién se vino a vivir a Chile y con quien vive hace 8 meses (yo, por supuesto), terminó preguntando por alguna amiga.
Después fuimos al cumpleaños de Pavel, a saludar, pero resulta que estaba bueno así que nos quedamos como hasta las 4, y rematamos cantando canciones "clásicas" en mi depto.
El domingo fue de descanso y recuperación.
Super finde, y ni se veía venir.

martes, agosto 04, 2009

Días horizontales

Estando enfermo y teniendo que quedarme en casa reposando, pasé mucho rato en cama en la entretención clásica que uno hace en esa situación estando solo: viendo tele.
En viña terminé la tercera temporada de Luz de Luna, con el climático final de varios capítulos en el que Maddie tiene que elegir entre David y un astronauta tincado.
Ayer vi The Rocky Horror Picture Show, que no puede lisa y llanamente clasificar como una buena película, pero vale la pena verla igual principalmente por el papel de la vida de Tim Curry, que curiosamente es su primer papel relevante. Es raro, porque probablemente si no lo hubiese visto antes en sus roles “más nuevos”, este no me hubiese parecido tan genial. También está la canción Time Warp (o Let’s do the time warp again, no sé realmente como se llama) que es bien simpática.
Hoy podríamos decir que fue más intenso. Primero vi una serie completa (inglesa, así que más corta) llamada Psychoville. Está recién salida del horno, el último capítulo lo dieron el viernes en Inglaterra. Trata de 5 personajes a los que les llega una carta anónima diciendo “Se lo que hiciste”, y obviamente luego se empieza a saber qué relación hay entre ellos. El mejor personaje es el payaso manco y malhumorado... Increíble que después me enteré, viendo en Wikipedia, que dos actores interpretan 8 papeles, varios bien secundarios, pero entre los 2 hacen 4 de 6 principales. Vale la pena verla, es corta (7 capítulos de media hora), y es un thriller cómico, se ríen de las películas de terror y misterio, y lo hacen bien. Pueden notarlo en la intro del primer episodio:
Probablemente hable de ella en un podcast, junto con otras series inglesas para matizar.
Y para terminar, acabo de ver una de las películas más terribles, raras, crudas incomprensibles, escabrosas, extrañas, buenas, sobrecogedoras y que te hacen querer volver a verla…algún día, que haya visto en mucho tiempo: Synecdoche, New York. Algo así sólo podía salir de la cabeza de Charlie Kaufman y podía quedar tan buena gracias a un actor como Philip Seymour Hoffman, en un papel que claramente era para él. No sé si entendí ni un tercio de la película, pero me gustó. No podría llegar y verla de nuevo, pero definitivamente merece ser revisitada.
Eso pues, a ver si el próximo post es del viaje...