lunes, noviembre 26, 2012

Dexter: Capítulo 8 de la Séptima Temporada: Argentina


Vaya si me demoré esta semana. Ya salió el siguiente capítulo (aunque aún no lo veo) y recién estoy escribiendo la reseña. Mis disculpas.
Las cosas ya parecen tomar un cause en esta temporada, cuando ya entramos al último tercio. Siento que las cosas sí avanzaron en este capítulo, en varios frentes, dejándonos con los hilos de los siguientes episodios un poco más a la vista.
Dejemos de lado todo el tema de los niños, que lo que hacen es dificultarle las cosas a Dexter, volverlo más cuidadoso y además resaltar su rol paternal. Olvidémonos de como Quinn se está hundiendo cada vez más por su propia estupidez (y ojalá caiga, porque ya tanto policía corrupto o idiota empieza a molestar). Ni mencionemos el asunto del restaurante de Batista si el comentario de reconciliación de Lahuerta. Concentrémonos mejor en las cosas importantes que pasaron.
Debra le contó sus sentimientos a Dexter, lo que pereció no afectarle demasiado, pues aunque se mostró confundido, igual salió corriendo donde Hannah McKay. Punto para “old Dexter” por no importarle los sentimientos de los demás, pero lo pierde por ir a un booty call.
Lahuerta por fin está investigando bien y llegó a Dexter. ¿Encontrará algo más? Debería, porque Dexter necesita un enemigo formidable, y no lo está teniendo. No sólo en el ámbito de asesinos, como lo fue su hermano o Trinity, y en parte como lo podría ser el ruso ahora (no me he podido aprender el nombre), aunque no siento que sea lo mismo (ya lo voy a comentar), sino que también necesita a un perseguidor que lo haga sentir inseguro, como Lundy o Doakes. Lahuerta está llamada a cumplir ese rol ahora, así sea brevemente.
El tema con el ruso sigue ahí, en una relevancia media. Probablemente se deshagan de él en el penúltimo capítulo. Ahora, creo que su rol, más que como enemigo, es como ejemplo, al igual que ha pasado con otros tipos malos anteriormente. Por alguna razón, Dexter gusta de aprender de los peores lugares. Ya le pasó con Trinity, con Lila y con varios más, que les “dio tiempo” para sacar alguna lección. Acá también tuvo su conversación de rigor.
Por el lado de Hannah, Dexter se esfuerza en decirnos por qué es distinto a las otras, pero sigue sintiéndose parecido: es una mujer que no le molestan sus asesinatos y sabe quién es él, como Lila y Lumen, aunque con ella puede “planear” sus futuros golpes. Es tranquila como Lumen, pero mata por su cuenta, lo que la hace un poco más parecida a Lila. Sin embargo, la mayor diferencia, a la que Dexter no ha hecho mención porque le embarraría el juego, es que Hannah no sigue ni le interesa seguir el código. Hasta ahora (y a pesar del discurso que dio de matar porque le gustaba), ha matado sólo por interés o beneficio. Eso se tiene que volver un problema hacia el final de la temporada.
Otra cosa que me ha llamado la atención de esta temporada es que no hay un caso para la policía. Sí, está el de los rusos y el club de striptease, pero eso ya se resolvió (al menos el homicidio) y no hay nada más real dando vueltas. No hay un asesino serial. Hannah McKay es un caso pasado, en teoría, o al menos uno que nadie más que Debra está siguiendo. Dexter está con tiempo libre para hacer sus diligencias, y, al contrario de temporadas pasadas, no está contra la policía para llegar primero.
Antes de ir a ver el próximo capítulo, especulemos que va a pasar. Creo que sólo hay dos opciones posibles: Lahuerta descubre a Dexter y éste termina como fugitivo para la próxima temporada, lo que permitiría hacer un buen cierre, aunque distinto a las temporadas anteriores; o Lahuerta descubre a Dexter, Hannah la mata, y Dexter mata a Hannah. Otra cosa sería un final bajo la vara que se ha impuesto la serie, o al menos eso siento de lo que se me ocurre en estos momentos. Gente importante debe morir.
Por último, creo que lo de Hannah todavía tiene unos capítulos más. Pienso que ella va a matar al ruso por Dexter, y por eso él va a sentir que es la pareja ideal, para luego darse cuenta que no es así. Veremos que pasa.
Ah, y del final de temporada, creo que debe volverse a un statu quo. Normalmente es como terminan las temporadas (salvo la última), con un Dexter solucionando sus problemas y ajustándose a su nueva situación (en ese sentido, creo que el mejor final, y que podría haber sido el final de la serie sin que se perdiera nada, es el de la quinta temporada). Pienso que así debería terminar la serie, ya sea en Miami Metro, o con Dexter en otro país retomando su “vida normal”. Además, a los productores les gustaría porque no sería un final definitivo, y podrían volver si así lo desean. Y avisaron que renovaron para una temporada más, pero dijeron que eventualmente podrían continuar…
Bueno, me voy a ver el otro capítulo.

¿No te dije que tengo familia? ¿Y que mi hermana es policía? Ah, no pensé que fuera importante...


2 comentarios:

Ángel Bernier dijo...

"Lahuerta descubre a Dexter, Hannah la mata, y Dexter mata a Hannah" eso sería lo peor que podría pasar... una copia al asunto LIla.
"Lahuerta descubre a Dexter, Debra la mata, y ... y... cómo puede vivir Debra con eso"

Rodolfo Schmauk Ortúzar dijo...

Buen punto, y buen final! Muy bueno, de hecho. Pero creo que Debra no puede desaparecer, en este minuto la serie la sostiene su relación con Dexter. Pero lo otro, oh sí...